Pequeñas reformas en tu vivienda

4 septiembre, 2017 - 4 minutos

¿Tu piso tiene más de diez años? o ¿crees que deberías cambiar alguna de sus habitaciones?. Es importante actualizar la vivienda cada cierto tiempo, ya sea para disfrutar de ella o para ponerla en venta. Los cuartos de baño y las cocinas son las estancias que más se estropean con el paso del tiempo.

La idea de reformar, en menor o mayor grado, la vivienda es una de las formas más efectivas de aumentar el valor de la misma. Las reformas pueden ser parciales o totales, dependiendo del presupuesto de cada persona y se pueden hacer de forma más o menos progresiva. En ese sentido, resulta fundamental que el profesional encargado de realizar la reforma se adapte a las necesidades, características y preferencias de cada persona.

Las reformas presentan multitud de beneficios y mejoran todas las prestaciones de un inmueble. A continuación, te citamos algunos de los más significativos:

Mayor amplitud

Con la reforma de tu vivienda o de alguna de sus estancias, puedes conseguir aumentar el espacio. Es posible arañar unos cuantos metros cuadrados a la casa, si se hace de forma profesional y de manera correcta.

Renovar instalaciones

Las instalaciones influyen, en gran medida, en la comodidad y confort de los que viven en el interior de la vivienda. Además, contar con una red eléctrica muy antigua o anticuada puede atraer multitud de peligros innecesarios. Una reforma puede ayudarte a cambiar esos aparatos electrodomésticos que comportan un gran riesgo para ti y para tu familia.

Si se renueva y cambia tanto el cableado como los enchufes de la casa, no solo se logra mejorar la imagen visual, sino también se obtiene un mayor bienestar.

Mejor eficiencia energética

La tecnología y las formas de ahorrar energía avanzan a pasos agigantados. En la actualidad, existen nuevas formas de aprovechar recursos naturales tales como la luz. Los materiales de construcción de hoy en día logran reducir el gasto energético a grandes niveles.

Del mismo modo, los electrodomésticos de ahora consumen mucho menos. Hay que prestar atención a este aspecto, ya que son los elementos que más gasto nos ocasionan al mes. Se puede consumir hasta un 80% menos, si los renovamos.

Valor final

Como hemos mencionado con anterioridad, las viviendas se devalúan enormemente con los años y, más aún, si no las renovamos con el paso del tiempo. El valor de una casa o de un piso depende de factores como su ubicación, orientación, distribución o el total de sus metros cuadrados. Sin embargo, la estética es uno de sus mayores valores.

Determinadas estancias como la cocina y el baño deben de conservarse siempre de forma más que correcta. En la mayoría de ocasiones, con pequeñas reformas se consiguen grandes resultados. Solo tienes que ponerte en manos de especialistas preparados que consigan sacar el máximo partido a tu vivienda.