Este diseño destinado a un pequeño local del granadino barrio del albaicín, se realizó buscando la sintonía que daba la extructura y los deseos del cliente. Un diseño con detalles muy mínimos y muy refinados dando a veces un soplo de industrial y clásico. Guaserís, pavimentos porcelánicos efecto madera envejecida, hidráulicos y papeles pintados componen este espacio lleno de detalles acogedores.