Piso de apenas 60 m2 en los que tuvimos que buscar la mejor solución al espacio, distribución y diseño eran esenciales en este proyecto y supimos con creces resolver todas las dificultades a las que nos enfrentábamos. Suelos de madera decapada, módulos de madera lacada, separadores de vidrios ahumados, juegos ovalados de foseado en techos, retroiluminación, microcementos y porcelánicos con relieve, además de una línea sobria y delicada componen este diseño de piso en Madrid.